El Semi-Auditorio y el Catastro

El Semi-Auditorio y el Catastro

Geolocalización en Googlemaps de la parcela del semi-auditorio

Tal y como se esperaba, el fiscal anti corrupción, Juan Pablo Lozano, ha decidido abrir la vía para atribuir al expresidente regional Pedro Antonio Sánchez un supuesto delito de fraude de subvenciones por un uso indebido de la ayuda de seis millones de euros que permitió levantar el auditorio de Puerto Lumbreras.

Es un clamor público la sospecha de que el Ayuntamiento, cuando estaba encabezado por el alcalde Sánchez, solicitó la subvención millonaria sobre un solar de la rambla de Nogalte, en el que inicialmente se iba a construir el auditorio, que ni siquiera era de propiedad municipal. De esta forma, la referencia efectuada a que allí se iba a ubicar el complejo cultural habría sido utilizada, de forma supuestamente fraudulenta, para obtener la ayuda financiada con fondos europeos.

A raíz de estas sospechas, el fiscal reclamó el pasado abril al magistrado instructor del caso, Julián Pérez-Templado, que instase al Ayuntamiento lumbrerense a identificar, mediante su referencia catastral, la parcela de la rambla de Nogalte en la que se aseguró que se iba a levantar el centro, ya que diversos datos apuntaban a que el Consistorio ni siquiera era dueño de ese terreno cuando pidió la ayuda pública.  Una suposición a la que el propio Consistorio acaba de dar fundamento. El secretario general del Ayuntamiento asegura, en un escrito dirigido a la Sala de lo Civil y lo Penal, que el terreno no es municipal y que desconoce siquiera quién es el dueño del mismo. «No constan inventariadas ninguna de las parcelas (…) y, por lo tanto, no nos consta número de inscripción registral de ninguna de ellas». Esta es la primera de las piezas.

La segunda lo es en cuanto a los trámites de la subvención:

El Decreto n.º 349/2006, de 22 de diciembre, publicado en el BORM nº 7 del 10 de enero de 2007,por el que por el que se regula la concesión directa de una subvención al Ayuntamiento de Puerto Lumbreras para la financiación de la totalidad de las obras de “Construcción de Teatro Auditorio en Puerto Lumbreras” según el anteproyecto redactado por el arquitecto D. Martín Lejárraga, con un presupuesto de 6.000.000,00.- €. Este decreto está firmado por la Consejera Inmaculada García Martínez a petición del Consejero de Educación Juan Ramón Medina Precioso.

Con posterioridad, el 6 de noviembre de ese mismo año (el 2007) se publica en el BORM nº 256 el Decreto n.º 331/2007, de 26 de octubre, del Consejo de Gobierno, por el que se modifica el Decreto n.º 349/2006, de 22 de diciembre, por el que se regula la concesión directa de subvención al Ayuntamiento de Puerto Lumbreras para la realización de las obras de “Construcción del Teatro Auditorio en Puerto Lumbreras”. La modificación básicamente consiste en la ampliación del plazo para acreditar el total de la inversión hasta el 30 de abril del 2009. Este decreto está firmado por María Pedro Reverte García a propuesta del Consejero de Cultura, Pedro Alberto Cruz Sánchez.

La tercera, el alcalde Sánchez tomó la decisión «verbal y unilateral» de hacer una obra diferente en otro solar que tres particulares (en registro siguen siendo los propietarios) le habían cedido; aunque el consistorio lumbrerense, a su vez, lo había cedido a la Fundación Josefina Alcaraz durante 75 años para la construcción de una residencia de ancianos, sin que conste acuerdo de pleno poniendo fin a dicha concesión de uso para la fundación. Un lío padre. Y pese al cúmulo de irregularidades, el entonces consejero, Pedro Alberto Cruz, justificó la subvención sin la más mínima comprobación.

Con los datos que aportamos será fácil saber quien o quienes son los dueños de las parcelas es las que finalmente se levantó el semi-auditorio.

Parcelas según el plano del Catastro.
Referencia Catastral de la Parcela 6189059XG0569A

Referencia Catastral de la Parcela 6189058XG0569A

 

 

Transparencia, directorio y 012

Transparencia, directorio telefónico y 012

MTI lleva tiempo presentando peticiones para que se haga pública, tal y como exige la LTPCRM, la información contenida en el DIRECTORIO de toda la Comunidad. La obstinación y el empecinamiento para no facilitar dicha información, no es otro que dicho servicio está externalizado la empresa OESIA mediante un suculento contrato de más de 2 millones de euros: El 012.

OESIA está prestando este servicio desde el 2009 con un coste que desconocemos, y en el 2014 se le adjudicó el contrato por valor de 1.800.000 euros. Dicho contrato ha sido prorrogado recientemente por el Consejero de Hacienda desde el 1 de enero de 2017 hasta el 30 de junio de 2017, en la cuantía de 453.117,17 €.

El servicio que presta la empresa se basa en la explotación de los datos públicos del DIRECTORIO, que obran en poder de la administración regional, y que deberían estar a disposición de los ciudadanos. Ciudadanos, que terminan pagando por partida doble, CUANDO LLAMAN y por la propia ejecución del contrato.

Los ciudadanos se quejan (y con razón) de lo caro que resulta llamar a este número. Y sobre todo si tenemos en cuenta la evolución de las llamadas desde el año 2009 al 2015, en las que se pone de manifiesto que, el 60% de los ciudadanos, han tenido que llamar más de tres veces a este servicio para obtener una respuesta.

Haciéndose eco de esta situación, MTI presento el 13 de octubre de 2016 una petición de acceso a información pública, que NO fue atendida por la Administración. En consecuencia, el 4 de febrero de 2017, se presentó la correspondiente denuncia ante el Consejo de la Transparencia, el cual nos ha dado la razón en nuestras pretensiones, ya que tras DOS años de vigencia de la Ley 12/2014, de 16 de diciembre, de Transparencia y Participación Ciudadana de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, la propia administración la incumple de forma sistemática.

Es un hecho constatable que, a día de hoy, en el portal de la transparencia se publica una información sesgada con un «directorio reducido» a los altos cargos, obviando de esta forma la obligación legal de publicar el «DIRECTORIO de la CARM» de forma íntegra.

Nos congratulamos por tanto que en la sesión del pasado día 28 de marzo, el Consejo de la Transparencia se ha manifestado en los siguientes términos:

PRIMERO. – Declarar que se está incumpliendo con las obligaciones de publicidad activa establecidas en el artículo 13.2. letra c) de la Ley 12/2014, de 16 de diciembre, de Transparencia y Participación Ciudadana de la Región de Murcia, relativas a la publicación del Directorio de la Comunidad Autónoma y de su Sector Público regional.

SEGUNDO. – Requerir a la Consejería competente en materia de Transparencia para que, en el plazo máximo de tres meses, se implemente en el Portal de la Transparencia la publicación del Directorio, tomando en consideración los contenidos referidos en el fundamento Cuarto.

TERCERO. – Contra la presente Resolución que pone fin a la vía Administrativa cabe interponer, potestativamente, Recurso de Reposición en el plazo de un mes ante el Consejo de la Transparencia o Recurso Contencioso Administrativo ante la Sala correspondiente del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, en el plazo de dos meses, contados a partir de la notificación.

Aquí dejamos el texto de la resolución:

CTRM-MTI Directorio y 012_NOTIFICACIÓN M

El tratro del auditorio

EL TEATRO-AUDITORIO DE PUERTO LUMBRERAS ABRIRA SUS PUERTAS EN EL PLAZO DE 20 MESES

En apenas 20 meses, el nuevo Teatro-Auditorio de Puerto Lumbreras abrirá sus puertas al público, tal y como avanzaron ayer Juan Ramón Medina Precioso, consejero de Educación y Cultura, Pedro Antonio Sánchez, alcalde de la localidad y José Miguel Noguera, director general de Cultura.

Ver Noticia original.

En apenas 20 meses, el nuevo Teatro-Auditorio de Puerto Lumbreras abrirá sus puertas al público, tal y como avanzaron ayer Juan Ramón Medina Precioso, consejero de Educación y Cultura, Pedro Antonio Sánchez, alcalde de la localidad y José Miguel Noguera, director general de Cultura.

El proyecto, que tendrá un coste de 6 millones de euros, es obra del arquitecto Martín Lejárraga, responsable también del futuro Auditorio de Cehegín o de la recién inaugurada Biblioteca de Torre Pacheco. En el caso de Puerto Lumbreras, el Teatro-Auditorio estará ubicado sobre “un lugar estratégico” del municipio, según el arquitecto, –la Rambla de Nogalte– lo que permitirá a los usuarios de la nueva infraestructura gozar de unas magníficas vistas de la localidad, especialmente desde lo que se ha dado en llamar ‘terrazas ecológicas’, que, a modo de un jardín sobreelevado, estarán situadas en la parte superior del nuevo edificio.

El Teatro-Auditorio se articulará como un espacio multiusos abierto a todo tipo de actividades, sobre una parcela de 10.800 m2. El núcleo central del inmueble se podrá distribuir, según las necesidades, en salas modulares de 300, 600 o 900 personas de capacidad. La disposición de la caja escénica en uno de los extremos del edificio permitirá la celebración de los actos bien dentro de las salas o en una gran explanada externa configurada como auditorio al aire libre. A ese núcleo se sumarán salas de exposiciones y de congresos, así como una zona didáctica y docente destinada a la formación musical, agrupaciones de coros y danzas, y grupos de teatro.

Epicentro cultural

“Hoy se cumple un sueño para la gente de la cultura de Puerto Lumbreras y para todos los lumbrerenses en general”, señaló Pedro Antonio Sánchez, quien recordó que el municipio ha desarrollado en los últimos tiempos una intensa política cultural destinada a los colectivos más diversos, a pesar del grave déficit de infraestructuras que padecía la localidad.
“Hemos confiado en un gran arquitecto para que realizara ese gran proyecto necesario para poder acoger todas esas actividades. El nuevo Teatro-Auditorio va a ser el epicentro de la vida cultural de Puerto Lumbreras”, destacó. El alcalde mostró también su agradecimiento al arquitecto y al Gobierno regional por su decidido respaldo a un proyecto “que va a poner a Puerto Lumbreras en la primera división de las infraestructuras culturales de la Región”.
Por su parte, Medina Precioso apuntó que “éste es un proyecto que viene a satisfacer una necesidad” y recordó que los 6 millones de euros destinados al Teatro-Auditorio son parte de los 22 millones que se han sumado de manera adicional al presupuesto previsto para Cultura en 2007. También se felicitó por su céntrica ubicación en pleno valle del Guadalentín, lo que permitirá el acceso a muchos usuarios de las zonas limítrofes.

La proxima entrega: Visita guíada al auditorio fantasma.

 

 

Artículo 54 de Ley de Transparencia

Puerto Lumbreras-Vivero de Empresas-Auditorio

Escrito presentado por MTI, ante el Consejo de la Transparencia de la Región de Murcia, sobre el cumplimiento del artículo 54 de la Ley 12/2014 de Transparencia:

Que se ha dado a conocer públicamente el hecho de que el Presidente del Gobierno de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Sr. D. Pedro Antonio Sánchez, ha sido llamado a declarar en calidad de imputado, por el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, en el denominado “caso Auditorio”, por los presuntos delitos de prevaricación continuada, fraude contra la administración pública, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos.

Continue reading Artículo 54 de Ley de Transparencia

El Índice de Riesgo de Corrupción.

TRACE Matrix® la organización no gubernamental estadounidense, evalúa cada DOS años el grado de corrupción vigente en los distintos países del mundo. El informe, concebido como un Índice de Riesgo de Corrupción, se basa en el análisis de cuatro índices:

–  Relaciones del sector privado con el sector público.

–  Actuaciones contra la corrupción.

Transparencia del sector público.

–  Capacidad de control y supervisión social.

La nota del documento anti-corrupción elaborado por TRACE asigna una puntuación de 0 a 100 a los 199 países evaluados. Cuanto más cerca esté la calificación asignada de 0 puntos, menor riesgo de malas prácticas. En sentido inverso, una nota cercana a 100 puntos redundará, a su vez, en un mayor riesgo de corrupción.

Continue reading El Índice de Riesgo de Corrupción.